“Carta de un enamorado”

Amada mía… ¡Qué rápido has crecido!

Dichoso el hombre que tiene tu corazón en sus manos y disfruta cada palabra tuya emanada de tu hermosa boca, dichoso el hombre que besa tus labios y disfruta de tu cariño y amor que siempre has tenido por encontrar el verdadero amor que fuese para toda la vida.

 

La eternidad y la superación no me ha sido nada fácil porque desde aquel mensaje que me dejaste y peor aun cuando me dijiste sobre las promesas olvidadas y el futuro que querías, es verdad nunca seré perfecto para tus exigencias, tal vez la vida me ha dado flechazos en el pecho con todo el odio y cupido me ha condenado a vivir siempre en la miseria esperando algún día que vuelvas a mi lado y poder enmendar todos mis errores que destruyeron lo mejor que me ha pasado en la vida.

 

Eres y serás la única mujer que nunca podré mentirle y lo peor es que eres el tatuaje que más me ha dolido en mi alma, eres la misma mujer que me hace temblar las piernas, vibrar mi ser, llorar de felicidad al verte pero como decírtelo, como contarte que me estoy muriendo en la miseria de mis versos, de mi propia agonía y aunque soy un hombre maduro, un hombre distinto, un hombre diferente no puedo creer que no he podido superarte al cien por ciento de mi mente, mis pecados pesan, mis errores me escupen en la cara que eres el amor de mi vida y sé que es real, es enserio.

 

Cada día que pasa de mi vida sigue creciendo, sigo siendo maravilloso en la forma de escribir, de ayudar a las parejas que he conocido a salvar su relación, a las muchas mujeres efímeras que me han usado para expulsar todo su dolor por culpa de un hombre que no supo valorarlas, por culpa de un hombre que no sabe tratar a una mujer y es así como me he vuelto un curandero del alma dándoles aliento, esperanza y terapias reconfortantes para que no pierdan la magia de su amor como pareja.

 

En estos años que te has alejado, mejor dicho, nos hemos alejado el dolor desapareció porque encontré la senda de mi camino y si, así como lo lees mi vida se ha trasformado en la de un escritor loco, raro, melancólico, desdichado, herido, maldito y mis exigencias han ido al límite en las muchas veces que he caído, las veces que he estado a punto de morir y no haberte dicho todo esto que estas leyendo.

 

Por fin entendí que eres mi “Sharito”, eres mi estrella que cada noche veo en el cielo y aunque duermas pensando en tu nuevo amor, siempre tengo la esperanza que me soñarás como aquellas noches en las que me decías que me amabas, las cenizas de nuestro amor las recogí y las guarde en mi corazón y poco a poco intente encontrar sentido a todo este sufrimiento que me estaba matando por culpa de tu ausencia y… ¡Lo encontré!

 

Encontré el sentido de tu aparición en mi vida, encontré todas las señales del porqué eres el amor de mi vida, encontré tantas cosas gracias a ti, encontré sentido a mi sufrimiento y me levanté de los escombros de todos aquellos pedazos que dejaste hecho mi corazón, pagué con lágrimas de sangre cada vez que lloraste por culpa mía, pague con muchas pero muchas noches en que quería verte y tu tenías novio, pagué por cada vez que mentías con tal de estar conmigo, pagué todo y la suma total de mi sufrimiento fue el dejar que seas feliz a costa de mi felicidad, a costa de que quería reconquistarte contra viento y marea.

 

Aunque tú no lo creas, eres la luz de mis versos, la luz de mis libros en proceso de escritura, la luz de mi vida que cada noche cuando duermo espero llegar a tus sueños y bailar la pieza que nunca bailamos a la luz de luna, como alguna vez que dormimos en las escaleras, eres la historia más loca que tengo en mi mente porque somos “especiales”, somos “únicos” y nos encontramos, nos besamos, nos dimos todo lo que se nos dio y para bien o para mal, dimos parte de nuestra luz que cada uno se llevó consigo en el momento que decidimos llevar la fiesta en paz.

Sé que de tu parte reiniciaste, buscaste nuevos horizontes, buscaste la salvación a tu dolor y aunque veas que yo nunca he publicado nada acerca de mi vida amorosa es porque fui más reservado, más íntimo en todo lo que hacía y es que al final de todo, cada mujer que conocí me trato como la peor prostituta de un bar, como un objeto desgraciado, caducado, mal hecho, dejándome con la idea de que cada vez que conocía a una pretendiente y todo salía como debía salir, al intentar entregar mi amor a ellas jamás pude entregar mi cariño, jamás pude ser sincero, real, honesto y puro en mis sentimientos porque aunque fingiera estar bien y  vivir de maravilla sabía que en el fondo ardía en llamas tu nombre tatuado en mi pecho, ardía cada recuerdo de la felicidad que no supe cómo llevar.

 

No tuve una educación amorosa demasiado buena en mi familia, no tuve hermanos, solo fui yo contra el mundo y contra todos y cuando apareciste se perdió mi inteligencia, mi actitud de ser un gran profesionista, de ser un hombre de bien y me fui poco a poco cayendo hasta tocar fondo, llegar a los excesos, a las drogas, al alcohol, al vicio y dejándote sola y a la deriva del peligro, hice mucho drama y me aferré a una idea materialista demasiado grande que me costó tu cariño, tu pasión, tu amor.

 

En estos años de no verte aprendí a valorarte cada día más como el Universo valora a cada una de sus estrellas, aprendí a amarte con solo mirar tus fotos a costa de no poder verte cada vez que te buscaba y me rechazas, cada vez que te quería ver, cada noche que me hiciste llorar cuando me demostrabas una madurez impresionante y gracias Sharon, gracias por hacerme el hombre que soy ahora, gracias por sacar mi verdadera vocación, gracias por salvarme entre tus brazos cada vez que las cosas iban mal en mi casa, gracias por cada noche que estuviste conmigo, gracias por cada día que faltabas a la escuela por culpa mía y gracias por seguirme a ciegas cada vez que te decía que salieras conmigo a costa de todo.

 

Las cosas ahora tienen sentido y tenías razón, siempre la tuviste, el amor es difícil de encontrar, el amor no se encuentra a la vuelta de la esquina, la gente es demasiado normal, demasiado igual, todos están obsesionados menos por el amor al prójimo, todos lastiman a sus parejas y fingen que no pasa nada, todos se casan a la fuerza por un bebé no deseado, todos hacen del amor una porquería cada vez que son infieles a sus parejas, el amor mueve montañas y el amor es la fuerza más poderosa del Universo, el amor no puede describirse, solo se siente y se disfruta.

 

Te pido perdón por cada vez que te exigía hablar de frente y obligarte a expulsar todo lo que tenías adentro, todo tu odio, todo tu rencor, perdón por ser un niño inmaduro que no supo manejar el barco de tu corazón, perdón por muchas cosas que sé tienes en una lista y es por esa lista que me has eliminado de tu futuro…

Yo no Sharon, yo no puedo hacerlo, no puedo dejar de pensarte, no puedo dejar de amarte, no puedo…

 

¿Por qué no puedo?

 

Porqué cada poema que escribí fue en honor a nosotros, cada canción que canté fue en honor a nosotros, cada vez que lloré fue en honor al amor que me diste, porque te amo y eres la única mujer que le escribo con la sangre fluyendo en mi cuerpo a mil por hora, eres la única mujer que me hace temblar de nervios cuando te veo cercas de mí, eres la única mujer que sabe mis miedos, mis virtudes, mis defectos, eres la única mujer que me ha hecho llorar porque ni a mi madre le derrame una lagrima cuando partió del mundo, eres “Quesito”, el más blanco, el más puro, el más dulce, eres la perfección para mi desdicha.

 

Te amo por muchas razones y dejaré esta carta en algún lugar arrumbado cuando termine expresar lo que siento, vivirás siempre en las hojas de papel que miles y miles de generaciones leerán y sentirán cada palabra que escribo como si fuese la canción más hermosa del mundo como tú lo eres, tú voz es una melodía encantadora que hace mi corazón latir a punto de explotar y es que aunque no creía en la fuerza de mi amor por ti fui hace un par de semanas a verte pero no pude, me falto coraje, me falto valor para tocarte la puerta de tu casa y jugar de nuevo a ser Dios y cambiar el rumbo de nuestras vidas a dónde yo siento debe ir, juntos, debe de ser juntos y deseo con todas mis fuerzas que así sea.

 

Hoy camine todo el día por la calle, fui a varios lugares en los que estuvimos juntos alguna vez desde plaza Texcoco hasta tu preparatoria, cada rincón dónde te sentaste junto a mí y absorbí la energía de lo poco que aún queda de nosotros en el planeta y trasformé toda aquella energía en una fuerza que hizo latir mi corazón como si estuvieras junto a mí, camine por las calles comiendo un helado, llegué hasta la esquina de tu casa una vez más con la esperanza de que estuvieras afuera, de nuevo no estabas y mi corazón latía al ritmo que imaginaba la figura de los dos recargados en un poste, tú arriba de la banqueta y yo debajo de ella a las afueras de tu hogar.

 

Decidí darme vuelta y caminar de regreso, con toda la energía de los recuerdos que hacían vibrar mi corazón y cuando miré de frente, creí que era un sueño, creí que alucinaba de tanta melancolía dentro de mí, creí que era una ilusión pero no, eras tan real como la posible parálisis que me estaba dando en mi cuerpo de los nervios de no poder moverme, no poder hacer nada y solo dejarme deslumbrar ante tu belleza, cuando los segundos pasaban y también ver a tu pareja a lado tuyo distante de él, tal vez mi parálisis se fue al ver tu cara llena de furia, de rabia, de rencor posiblemente resultado de una pelea de pareja y aunque quise hablarte fue como si Dios me hubiera transformado en un mudo y con la luz de la luna me convirtió en una persona irreconocible para ti, sinceramente no sé qué pasó, tu cara estaba demasiado diferente con todo el enojo que tenías en ese momento y la cara de asustado de tu pareja también, fue algo extremadamente raro, tan raro como el poder de mis fragmentos de energía que se unieron y te pusieron en mi camino, tan grande, tan hermosa, con tus ojos tan bellos, tu mirada que me hace tener unos escalofríos al verte por tanta luz convertida en felicidad que me ayuda a seguir adelante y sobre todo, tu hermoso cabello, largo y sedoso, tan bien cuidado como siempre te ha gustado, como siempre lo has amado, tan alta, tan rara, tan única….

 

Definido en una palabra…. “Perfecta”

 

Disculpa por hacerte llegar esta carta en estos momentos si estás en un muy mal rato pero no pude contener más mis ganas de decirte todo lo que siento y fui acumulando a lo largo de las noches durante estos años que no he sabido nada de ti ni tu paradero, me dejaste con unas malditas ganas de verte cuando me dijiste que si para ir a miguel ángel de Quevedo y me dejaste con una sensación de impotencia al bloquearme los mensajes, quería decirte muchas cosas, quería sanar tus heridas como tú lo hiciste cuando mi vida estaba en el fondo del abismo, quería demostrarte lo mucho que crecido, quería mostrarte mi verdadero hombre que tu forjaste a lo largo de este tiempo…

 

Quería mostrarte el resultado de todo el amor que me diste en su momento.

 

Ahora solo me queda decir que mi alma se ha reconfortado, se ha tranquilizado y seguiré escribiendo hasta el fin de mis días, serás mi musa, serás mi princesa, serás mi mejor novia, mi mejor amante, mi mejor amiga, mi mejor pretendiente y si la vida y tú me dan licencia, serás mi perfecta esposa.

 

Nunca pensé en lo formal hasta que escribía día y noche, trabajo para viajar, caminar, salir, disfrutar el proceso en lo que mis libros llegan a donde tienen que llegar, al alma de mis lectores, a su corazón roto, a su corazón completo y dejarles un legado en el valor de una pareja tanto en hombres y mujeres, homosexuales y toda la diversidad del mundo porque el amor no conocer raza, religión, condición social, condición económica, etc.

 

Disculpa por venir a derrumbar todo lo que has construido durante estos años pero mi corazón lo pide a gritos, mi alma iba a morir de la manera más trágica y triste si no te decía todo esto que aqueja mi mente.

 

 

Solo deseo con todas las fuerzas de mi vida que me perdones porque el tiempo jamás podré regresarlo, lo único que quiero es reconquistarte porque, aunque estés lejos cada día fue una enseñanza para amarte sin tu presencia física, cada noche imaginando tu rostro escribía en los mejores poemas en honor a tu ausencia.

 

 

Cargo cicatrices que serán imposibles de borrar, así es de complicado el amor y hasta que no me mates Sharon no te dejaré en paz en la vida real porque inclusive fuera de mi cuerpo seguiré concurriendo en tus sueños como yo sé que lo estoy, cada noche cuando las cosas van mal y piensas en mí, aunque de una manera egoísta con un concepto demasiado crudo de mi persona y lo que quiero es cambiar la historia, quiero que todo sea distinto, no quiero llegar a la cima sin ti, quiero llegar lejos contigo a mi lado, quiero viajar contigo a mi lado, nuevas culturas, nuevas experiencias, nuevas aventuras, porque de nada me va a servir todo el dinero del mundo si por dentro estoy vacío y al mismo tiempo lleno de soledad y tristeza.

 

Al final de todo Sharon si le pediste a Dios que borrará de tu corazón posiblemente se equivocó porque yo sé que no es perfecto, porque si lo fuera nosotros hubieras sido igual a él o ella y no nos lastimaríamos como hoy en día pasa en miles de relaciones afectivas en el mundo.

 

Tal vez Dios entendió al revés y me dio más fuerzas, más ingenio, más ganas de sobresalir, más garra para luchar por mis sueños y entre ellos estás tú y no te pienso dejar, aunque me odies o me ames siempre las llevaré de ganas porque estaré en tu mente quieras o no, el poder de mi amor es tan fuerte que te salvaré cuando sientas que la vida vale un carajo y sabes ¿Por qué lo haré? Porqué te amo y te lo estoy demostrando en cada palabra que te escribí en esta carta, en cada segundo de mi vida que te estoy dedicando de los muchos versos, poemas, cartas y espero que rindan frutos todos mis esfuerzos por iniciar de nuevo.

 

Todo esto que vivimos fue necesario y aunque tuviste razón en que éramos unos niños en aquellos años anteriores vivimos como unos verdaderos adultos y ahora que somos adultos viviremos como verdaderos Dioses, guías de nuestro propio destino.

 

Muchas gracias por leer toda esta carta, gracias por poner atención y disculpa por venir a hacer un desastre de nuevo, pero es enserio quesito, eres parte de mi como yo soy parte de ti y aunque lo niegues.

::::…. Cada poema que escribiste con amor para otros llevan la esencia de mis puntitos raros que son el mejor sello de que estoy vivo en ti como tú lo estás en mi …..::::::

 Tal vez ya nunca nos volvamos a ver, tal vez ya no volvamos a ser pareja y aunque eso va en contra de mis planes a futuro, si eso sucede solo quiero desearte todo el bienestar y que seas muy feliz en el amor y espero volver a encontrarte en la siguiente vida o en la eternidad.

Y si piensas que estoy loco por contradecirme en esta carta, te recuerdo que quiero que seas feliz, aunque no sea conmigo si así tú lo deseas.

Atte. Ernesto Cosme

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s